Raquel Arbeteta

Me gusta escribir

Etiqueta: libros Página 1 de 2

Mis 5 mejores lecturas de 2020

¿Llego tarde? Puede ser. Pero más vale tarde que nunca, así que aquí os traigo mis mejores lecturas del año pasado. Un año para olvidar, aunque no en cuanto a libros. Leídos y escritos.

¡Empecemos!

Nota: he decidido ordenarlos según los he ido leyendo a lo largo del año, no por nota o cuál me ha gustado más o menos. Aunque, os aviso: el que más me ha gustado ha sido, de hecho, el último que leí.

1. El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes

En tres palabras: una absoluta delicia.

Esta novela nos habla de un hijo difícil que detesta a su madre y se ve obligado a pasar con ella un (último) verano en Francia. Un periodo que le transformará, no solo a él, sino a su relación con ella y su visión del mundo.

El dibujo, los colores… hasta luego

No puedo dejar de recomendarlo. Es desgarrador y de una esperanza agridulce. La ambientación es de las más cercanas y sensitivas que he leído. Además, la edición de Impedimenta y la traducción son absolutamente perfectas. Como maniática que soy, me fijo mucho en las erratas y en los fallos que se cuelan, y aquí no vi ninguno. Creo que, por eso, es la lectura que más he disfrutado en todo el año.

2. Heartstopper

Seré breve: esta novela gráfica publicada gratis en inglés en Tapas (y que sigue publicándose a día de hoy) nos cuenta la historia de amor entre dos adolescentes, Charlie y Nick, que van a la misma escuela.

Creo que estoy enamorá de Nick

Si tuviera que definirla con una palabra sería cálida. Leerla es sentir que te envuelven con una toalla caliente después de un largo y espumoso baño. Si habéis tenido un mal día, si habéis perdido la fe en el amor y en la humanidad, no dudéis en darle una oportunidad. De nada.

En España están editados en castellano por Crossbooks hasta el tomo 3, aunque el tomo 4 saldrá este mismo año.

3. Todos quieren a Daisy Jones

Al principio me sorprendió la forma en que estaba escrito: como un falso documental, con la narración construida en base a entrevistas a los personajes principales. Reconozco que me costó adaptarme, pero una vez lo hice, me enamoró. Es una manera fresca y original de contar una historia y Taylor Jenkins consigue que, a pesar de lo complicado que parece (ausencia absoluta de descripciones), el lector pueda imaginarse a la perfección los espacios, lo que ocurre, los personajes… absolutamente todo.

Y centrándome en los personajes: sin lugar a dudas es lo que más destaca de la novela. Nos guían a través de todas las páginas, con sus mentiras, verdades y versiones, hasta hacernos dudar si no serán reales. Son brutales; mujeres y hombres por igual.

Es una de mis portadas favoritas, vaya colores

La única pega que le pongo es su título en español. Por él, lo empecé creyendo que Daisy sería la protagonista absoluta, y no me gustó cómo la enfocaba el libro. Cuando supe que el título original era Daisy Jones & the Six, algo en mí dijo «sí, ahora sí». Puede parecer una chorrada, pero lo tenía que decir.

Al final del libro, lloré. Como una magdalena. Próximamente tendremos serie producida por Reese Witherspoon. Gracias, guapa.

4. Una educación

No soy muy de libros autobiográficos ni tampoco me suelen gustar las historias basadas en hechos reales. Sin embargo, Una educación es sin duda uno de los mejores libros que leí en 2020.

Uno de los mejores diseños que he visto

Solo tiene un pero (solo uno) y es que la tercera parte se me hizo algo frustrante y me costó terminarla. El último capítulo, sin embargo, es un broche de oro perfecto y abierto, así que creo que sin ese pequeño «pero», podría ser uno de los mejores libros que he leído en mi vida. De hecho, le doy vueltas a si incluso con esa tercera parte no lo será ya.

La propia Tara Westover nos relata su viaje desde el núcleo de una estricta familia mormona que vive junto a las montañas de Idaho a la finalización de su doctorado en Cambridge. Un camino que nos habla de la superación, de la lucha contra la ignorancia y de la pasión por saber.

5. Los siete maridos de Evelyn Hugo

Taylor Jenkins Reid me enamoró con Todos quieren a Daisy Jones, pero con esta novela que estaba en mi lista de deseos se ha coronado. Como ya hizo con su otra historia, la forma en que está escrita destaca por su originalidad: se entremezcla la narración presente de la coprotagonista, Monique, una periodista que va a escribir la biografía de Evelyn Hugo, con las vivencias de la propia Evelyn, una veterana actriz de la era dorada de Hollywood. También se incluyen artículos de revistas de los años 50, 60 y 70, incluso 80, junto con algunas actuales.

Ese vestido verde…

No puedo ignorar ciertas pegas, así que a pesar de lo mucho que me ha gustado, las diré: la traducción me ha chirriado en algunos puntos. Es cierto que se utilizan expresiones latinoamericanas a las que no estoy acostumbrada, pero no creo que se deba solo a eso. Hay muchas erratas y palabras que faltan que me sacaban de la lectura, e incluso expresiones que suenan directamente traducidas del inglés. Además, la letra me pareció algo pequeña y los corazones que se utilizan para separar las escenas me recordaron a los dibujos que se usaban en los antiguos foros de internet o MySpace. Confieso que me acabó haciendo gracia verlos.

Aun así: no recuerdo llorar tanto con un libro. Los personajes parece que se salen de las páginas, que existan de verdad. Caminan contigo, te hablan, te hacen daño, y sufres con ellos desde la primera página a la última. Me sentí en general identificada con ambas protagonistas y Evelyn me parece un personaje redondo, gris y profundo.
He descubierto a una de mis escritoras favoritas y solo tengo ganas de devorar todo lo que escriba. Un 10 de 10.

¡Y esto es todo! Espero que os haya gustado la entrada y que hayáis podido apuntar en vuestros pendientes algunas de estas novelas. Creedme que no os arrepentiréis; son todas muuuuy buenas.

¡Nos leemos!

Lecturas de octubre y noviembre

Terminó octubre, empezó noviembre y yo no he dejado de leer. ¿Y qué diablos he leído?

Todo cosas buenas, la verdad. Hace tiempo que pasó la época en la que me obligaba a mí misma a terminar cualquier libro que empezase. Ahora sé que, si no me gusta, quizás es que no es para mí. Al menos, todavía. Puede que lo sea en un futuro, como me pasó con Crimen y Castigo: hay buenas historias que necesitan su momento (y no, ni con 12 ni con 84 años eres capaz de leer cualquier novela por mucho que tu vecina Mari la del quinto se leyese el Quijote en la cuna).

Sin más dilación, os enseño a continuación las lecturas que han protagonizado estos dos meses. Dentro del Leo Autoras Octubre, no leí todos los de la lista, pero sí la mayoría.

Octubre

Cómo casarse con una portada yahoo respuestas

Rebelión roja es una novela de ciencia ficción juvenil que nos presenta a dos personajes, Dante y Eria, que se ven envueltos en una “guerrilla” por la independencia de Marte. Me ha resultado una historia muy amena, con personajes con voz propia. Mi favorito ha sido Dante, quizás porque es el tipo de personaje que me camela, pero ambos tenían sus objetivos y deseos, y Eria también me ha parecido muy interesante. Puede que en esto no coincida con otros lectores, pero a mí el final me ha dejado satisfecha; creo que era el que debía ser. La portada y la edición, por cierto, son exquisitas.

El poemario “26” de Andrea Tomé lo devoré en un día. No suelo leer poesía, pero está claro que tendré que hacerlo más, porque desde que me atreví con Rupi Kaur, no dejo de encontrar maravillas. Los poemas son en inglés, pero que eso no os eche atrás: son fáciles de traducir. Además, ayuda el hecho de que tocan temas muy cercanos, al menos para mí. Ha sido una sorpresa muy dulce.

La historia de Lara y David es un refugio en los malos días~

Del amor y otras pandemias, de Myriam M. Lejardi, es una comedia romántica con representación LGTB. Y fue una auténtica pasada. Lo leí en apenas dos días (puede que hasta fuese uno…) y me lo pasé bomba. Me olvidé completamente del mundo entre sus páginas. Me reí, me emocioné y quise matar a un personaje con el que al final quería casarme (David, mándame un whatsapp, tienes mi número, bribón). Sé que lo voy a releer, sobre todo un día en que necesite un refugio: eso es lo que representa para mí este libro~

Además, la edición es una preciosidad, con las ilustraciones de Yolanda Paños que separan los capítulos (¡además ilustra la portada!). También Toño, el gato sphynx que adorna las esquinas y se va moviendo. Lo que digo: una cu-ca-da.

Por mi cumpleaños me regalaron Los nombres epicenos, de Amélie Nothomb. No es una sorpresa lo mucho que la adoro. ¿Y este libro? También. Apenas llega a las 100 páginas (con la típica edición de Anagrama, que tiene una letra que podría leer mi madre sin usar sus gafas de cerca y márgenes donde puedes jugar al ahorcado), así que lo leí también en un día. Con el estilo típico de Nothomb y esos personajes que tienden a las emociones más extremas (incluso absurdas), seguro que lo disfrutan los fans de la escritora, igual que yo <3

Con Aracnofobia, de Irene Morales, me lo pasé en grande. Es una historia corta con aire fanfiquero que, de verdad, se me hizo increíblemente corta. Cuando terminé fue como ¡¿ya?! Y, a la vez, así es como debía acabar (mi imaginación hará el resto). El tipo de mundo (contemporáneo, aunque con algún matiz a medias entre la fantasía y la ciencia ficción), el tema de las almas gemelas, el estilo… todo el conjunto hizo que no dejara de darle vueltas a la historia hasta días después de leerla.

El niño, el topo, el zorro y el caballo es un libro particular; no es una novela al uso. La edición es una delicia, y aquí es más importante si cabe, ya que es una obra de arte en sí misma: hay poco texto (que no contenido), por lo que las páginas se llenan de dibujos del mismo autor. ¡Y hasta la letra está escrita a mano por él! Es una joya que releeré con el paso del tiempo. Me recordó un poco a Donde viven los monstruos. Es de ese tipo de obras que parecen infantiles, pero en el fondo están dirigidas a un público adulto.

Noviembre

Este mes he leído algo menos, pero los libros eran más extensos. Me han encantado. TODOS. Han sido tres, ¡pero qué tres!

¿Ciencia ficción y mitología? Por favor y gracias. La flor y la muerte reinterpreta el mito de Hades y Perséfone con una historia de amor entre dos chicas que están envueltas en una lucha por llegar a la cúspide de poder del gobierno de Marte (y todo el cosmos conocido), liderado y gestionado por los llamados “Servicios”. Cada uno se basa en un dios o diosa del panteón griego. ¿Estáis chillando ya?

El primer libro de la que será la saga «Olympus»

Me ha parecido una historia trepidante, con vibes a Los juegos del hambre en sus inicios y un giro de tuerca a partir de la mitad. Lo que más destacaría, al margen del worldbuilding (con muchos guiños a diferentes mitos), son los personajes. Hasta los que salen poco se te quedan grabados. Creo que lo que más dominan sus autoras es la variedad que presentan en pocas pinceladas. Mi favorita es, sin duda, Ianthe. Me sentí muy identificada con esta «Perséfone» y también con su evolución. Las autoras le aportan esa independencia de carácter que no tiene el mito original u otras reinterpretaciones.

Este libro es el primero de una saga, ¡así que estoy deseando leer el siguiente!

Vaya portada, mae mía

Escuadrón ha sido toda una sorpresa. Me lo prestaron hace ya varios meses, pero nunca veía el momento de ponerme con él. Como había terminado un libro de ciencia ficción, quería ponerme con otro y… Guau. Me ha enganchado muchísimo, no podía soltarlo. Spensa es una protagonista que me recuerda un poco a Lyra, de La materia oscura: fuerte, con las cosas claras, algo sabionda y segura de sí misma, pero con unas circunstancias familiares que no le ponen las cosas nada fáciles. Es decir, que la he adorado. Pero mi personaje favorito ha sido su mentor, Cobb. Y el final. Ese final. Estoy deseandito leer el segundo tomo de esta tetralogía de space opera, y creo que la tercera parte sale el verano que viene. Señor Sanderson, alégrenos el 2021, gracias.

El último ha sido Perseidas, una novela corta de terror/misterio de Andrea Prieto. Ya había leído a la autora antes y la sinopsis y portada de esta novelette llamaron mucho mi atención. Llegó a casa y quería esperar a leerlo en Navidad, solo que me aventuré a leer el primer capítulo… y antes de que pudiera darme cuenta, ya lo había terminado. ¡Os lo recomiendo al 100%! La única pega que le pongo es que es demasiado corto. Me hubiera encantado seguir leyendo sobre la isla de Narida, sobre todo ese mundo plagado de estrellas que caen del cielo en forma humana. No sé si se encuadraría dentro del realismo mágico (no soy una experta), pero Andrea perfila mucho con muy poco y consigue que creas estar paseando entre esas calles donde la magia y el consumismo se entremezclan tan bien que parece que algo así podría llegar a ocurrir.

¡Y con esto termino mis lecturas de octubre y noviembre! Espero que os hayan gustado.

Nos leemos~

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén

error

Si te ha gustado, puedes compartirlo 😊